ESTAMOS ASUSTADOS. NUESTRO NIÑO NO PASÓ EL TAMIZ AUDITIVO.

audicion

INTRODUCCIÓN

En días pasados me llegó al consultorio una pareja muy asustada pues su bebé de 7 días de edad NO PASO la prueba del tamiz auditivo y ya varias personas le dijeron que su bebe es sordo.

La intención de este artículo es aminorar la angustia de este par de padres y de otros que pudieran estar en un predicamento similar.

El tamiz auditivo es un examen sencillo, indoloro, rápido, gratuito en la Secretaría de Salud que se les debe hacer a todos los niños que acaban de nacer, bueno, no, no a los que acaban de nacer sino a los pocos días de nacido y que tiene la intención de reconocer a tiempo si el niño NO ESCUCHA, o no escucha bien, sin embargo suele dar lo que se denomina falsos resultados. Es decir si su niño NO PASÓ la prueba a la primera vez, no se angustie, hay muchos factores por los que puede fallar esta prueba, por lo que es el médico, de preferencia el médico pediatra quien debe decidir mandar a que se realice otro unas cuantas semanas después o en caso de así sospecharlo con otras pruebas clínicas con un especialista en audiología. Pruebas que son MÁS CONCLUYENTES DE SI ESCUCHA O NO Y EN CASO DE NO ESCUCHAR SE MANDA A UN ESPECIALISTA EN OTORRINOLARINGOLOGÍA PARA QUE SE VEA LA NECESIDAD DE INTERVENCIÓN TEMPRANA.

Así que no se angustien si es el caso de que no pase la prueba la primera vez.

DE INTERÉS GENERAL

La mayoría de los niños oyen y escuchan sonidos desde que nacen. Aprenden a hablar imitando los sonidos a su alrededor y las voces de sus padres. Sin embargo, esto no ocurre con todos los niños. Alrededor de dos a tres niños de cada 1,000 que nacen NO tienen audición ADECUADA en uno o en ambos oídos. Esto es MUY importante pues los niños que no oyen no adquieren el habla y el lenguaje de los otros niños que sí pueden oír. Estando condenados a sufrir diversos grados de mala calidad de vida y limitaciones importante, por esto, es importante detectar la sordera o la pérdida de audición lo más pronto posible.

¿Por qué es importante la prueba temprana de la audición de mi bebé?

El momento más importante para que un niño aprenda el lenguaje es en los primeros 3 años de vida, cuando el cerebro se está desarrollando y madurando. De hecho, los niños comienzan a aprender a hablar y a adquirir el lenguaje en los primeros 6 meses de vida. Las investigaciones sugieren que los niños con pérdida de audición que reciben ayuda temprana desarrollan mejores habilidades de lenguaje que aquellos que no reciben ayuda.

 

Un recién nacido recibe una prueba de audición.

Si el segundo exámen indica que la audición de mi bebé está bien y ya no hay necesidad de revisar su audición otra vez?

Sí, si hay necesidad de seguir observando a ese niño pues la pérdida de audición puede ocurrir en cualquier momento de la vida. Hay algunas enfermedades que se heredan y la audición se pierde más delante. Además, las infecciones del oído, golpes en la cabeza, ciertos medicamentos y los ruidos fuertes pueden ser causa de la pérdida de audición en los niños.

DE TODOS MODOS 

Aun cuando el resultado de la prueba de audición de un bebé sea satisfactoria deben observarse ciertos signos, los cuales indiquen que la audición es normal.

Algunos logros auditivos que un bebé debe alcanzar en el primer año: 

1. Recién nacido se sobresalta o «se asusta» (que no es un susto, es un reflejo) ante ruidos fuertes y repentinos. 

2. A los tres meses reconoce la voz de sus padres. 

3. Debe reaccionar a su nombre a los cinco o seis meses de edad. 

4. A los 12 meses puede imitar algunos sonidos y decir unas pocas palabras, como «mamá» o «adiós» y es capaz de nombrar por su nombre a algunos objetos.

 

¿Cómo sospecho que mi hijo no escucha bien?

Uno de los problemas principales en el diagnóstico de pérdida auditiva, es que se trata de una condición que no se ve a simple vista y muchas de las conductas de los niños a veces confunden no sólo a los padres, sino a los médicos de primer contacto. A continuación algunos datos de sospecha que podrían ser de utilidad:

Si al nacer no se “asusta” con ruidos de mediana intensidad.

A los 6 meses de edad: Aún no voltea ni  busca la fuente de algún sonido de intensidad media; no despierta cuando alguien hace ruido o no reacciona ante la voz de la mamá si no le habla de frente

Al año de edad: No localiza el sitio exacto de donde viene un sonido, si no despierta con los ruidos fuertes o aún no inicia con alguna palabra sencilla (“mamá”, “papá”, “agua”).

Al año y medio de edad: No cuenta con por lo menos un vocabulario de 10 palabras entendibles, no sigue indicaciones sencillas o no voltea cuando se le habla.

A los dos años de edad: Aún no inicia con frases simples (“dame agua”), le da lo mismo si está viendo la TV y alguien quita el sonido del programa, o sube mucho el volumen del televisor. Si su niño no habla a esta edad, antes de ingresarlo a terapia de lenguaje lo primordial es realizar un estudio audiológico.

La edad a la que habitualmente se detecta la pérdida auditiva en México, es entre el año y medio y los dos años y medio en casos en los que es muy evidente que el niño no escucha. Desgraciadamente todo ese tiempo se considera perdido en lo relativo al lenguaje oral y puede tener repercusiones en este aspecto.

 

Dr.. Salvador Alvarado González

pediatra

Méjico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>