Repelentes e insecticidas

imagenes-mosquito-dengue
Con la llegada del calor y las lluvias se reactualiza el temor a las enfermedades trasmitidas por los mosquitos como dengue, zika y chicungunya. 

Desmalezar, descacharrar y la utilización de insecticidas son medidas que todos, como sociedad, debemos tomar. Aquí te damos algunas recomendaciones para el uso de repelentes en nuestros hijos.
Con el aumento de temperatura (primavera – verano) comienza la proliferación de insectos dentro y fuera del hogar (moscas – mosquitos),  y  con  ello  la  importante  oferta  de  gran  cantidad  de  productos  que  se  nos  presentan diariamente como insecticidas para uso doméstico y es importante destacar que en su mayoría no son inocuos para la salud de su familia y el ambiente.

Se  presentan  con  nuevos  perfumes (ej:  aroma  a  eucalipto)  que  en  pacientes  pediátricos  pueden  producir broncoespasmo, también existen productos sin olor y de acción prolongada lo cual aumenta el riesgo de usarlo en exceso, aumentando así la posibilidad de producir intoxicaciones.


Es de destacar que en sus envases siempre están presentes la leyendas  de” atención cuidado: antes de usar leer con atención las instrucciones del rotulo, mantener lejos del alcance de los niños y animales.”


¿Qué es un repelente de insectos?
Sustancia que aplicada sobre la piel, ropa u otras superficies evita que los insectos y los artrópodos en general trepen o suban por estas superficies.

 

¿Qué repelente de mosquitos es el mejor?
Los  repelentes  más  eficaces  contienen  DEET (N, N-n-diethyl-m-toluamide-m-toluamide), un ingrediente usado para repeler o rechazar pestes como mosquitos  y  garrapatas. DEET se ha probado contra una variedad de insectos picadores y chupadores y ha demostrado ser muy eficaz. Entre más DEET contenga un repelente más tiempo puede protegerle contra los piquetazos de mosquitos.


DEET  es  el  repelente  de insectos disponible, más eficaz y mejor-estudiado. Los estudios usando seres humanos y mosquitos reportan que  solamente  los  productos  que contienen DEET ofrecen la protección duradera después de una sola aplicación.


La  gente  debe  elegir  un  repelente  que  probablemente  utilizará  constantemente  y  que proporcione la suficiente protección para el tiempo que estarán  al  aire libre. Las etiquetas  del  producto  indican  a  menudo  la  cantidad  de tiempo que tardará su protección y lo que se puede esperar del producto. 


¿Es seguro el DEET?
Sí, los productos que contienen DEET  son  seguros  cuando  se  usan adecuadamente. Debido a que DEET es  usado ampliamente, se  han  hecho muchas pruebas. Cuando los fabricantes  de  productos  tales  como  el  DEET,  quieren registrarse en la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos (EPA en inglés), se hacen pruebas de  laboratorio  para  determinar  los  efectos  a  corto  y  largo plazo.

 En la larga historia del uso de DEET, muy pocos incidentes  confirmados  de  reacciones  tóxicas  a  DEET  han  ocurrido, cuando  el producto se utiliza correctamente.


No obstante, ningún repelente es 100 por ciento seguro y todos los repelentes deben  ser  usados  cuidadosamente. 

El uso de concentraciones de DEET por encima del 50 por ciento está asociado con el aumento  de irritaciones en la piel y reacciones similares.
El riesgo de experimentar cualquier efecto adverso en la salud se reduce cuando los productos que contienen DEET son usados de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta.
Si visita a su doctor, lleve el producto con usted.
Siga siempre las instrucciones en la etiqueta del producto. 


¿Cómo trabajan el DEET y otros repelentes?
Los  mosquitos  y otros insectos voladores que se alimentan de sangre son atraídos por olores de la piel y dióxido de carbono que proviene de nuestra respiración. Cuando un mosquito se acerca a un huésped, el DEET y algunos otros repelentes obstruyen el sensor (los sentidos)  del  insecto y  confunde  al  insecto para que  éste  no pueda aterrizar y picar exitosamente al huésped. 

Los repelentes  son  efectivos solo a cortas distancias de  la superficie tratada, quiere decir que el usuario (el que usa el repelente) puede seguir viendo mosquitos volando de cerca.  Siempre y cuando el usuario no sea picado por mosquitos, no hay razón para aplicarse más DEET.
Consideraciones generales que debemos recordar cuando usemos productos con DEET con seguridad
Siga siempre las recomendaciones que aparecen en la etiqueta del producto.
Para asegurarse de que usted no reaccionará al repelente, aplique el producto en un área pequeña de la piel en su brazo o pierna antes del uso general.
Utilice suficiente repelente para cubrir la piel o la ropa que usa.
No aplique repelente a la piel que está debajo de la ropa. El uso exagerado no es necesario para lograr protección.
No aplique el repelente en heridas, cortes, o piel irritada.
Después de regresar a interiores, lávese las partes donde se aplicó repelente con jabón y agua.
No rocíe productos aerosoles o de bomba en las áreas cerradas.
No aplique productos aerosoles o de bomba directamente a su cara. Rocíe sus manos y después frótelas cuidadosamente sobre su cara, evitando sus ojos y boca.
Evite rociarlo en plásticos (tales como cristales de relojes), rayón, otras fibras sintéticas, cuero, y superficies pintadas o barnizadas porque el DEET puede dañar esas superficies.
Los productos con DEET NO repelen insectos con aguijón tales como avispas y abejas.


Uso en los Niños
¿Cómo se deben usar los productos que contienen DEET con los niños?
No existe ningún estudio definitivo en la literatura científica, respecto a qué concentración de DEET es seguro para los  niños.  Ninguna  enfermedad  seria  se  ha  presentado  al  usar  DEET  de  acuerdo  a  las  recomendaciones  del fabricante.


La  Academia  Americana  de  Pediatría  ha  recomendado que  una  forma  preventiva  sea  usar  productos  con  una concentración baja de DEET, de 10% o menos, en los niños de edades entre 2 y 12 años.


La mayoría de indicaciones mencionan que es aceptable utilizar repelentes que contienen DEET en niños mayores de 2 años de edad. Otros expertos sugieren que es aceptable aplicar repelente  con  concentraciones bajas  de  DEET  en infantes mayores de 2 meses de edad.


Los productos repelentes que no contienen DEET probablemente no ofrecen el mismo grado de protección contra las picaduras de mosquitos, como los productos que contienen DEET. 

Los repelentes que no  contienen  DEET no se han estudiado tanto como el DEET, y pueden no ser tan seguros para usarlos con niños.
Los padres deben elegir el tipo y concentración del repelente que utilizarán, considerando  la  cantidad de tiempo que los  niños  estarán  al  aire  libre, su  exposición  a  los  mosquitos, y  del  riesgo  de  enfermedades  transmitidas  por mosquitos en el área.

 Las personas que tienen dudas sobre el uso de DEET u otros productos con sus niños, pueden consultar con su médico para su consejo.
Siempre siga las recomendaciones que aparecen en la etiqueta del producto al usar el repelente. 


¿Cómo aplicarlo?
Lea  las  etiquetas  de  los  repelentes  y  luego elija el producto con la menor concentración para su situación.
Al usar el repelente en niños, aplíquelo en sus propias manos (las suyas) y después frótelas en su niño.

Evite ojos y boca de sus niños y utilícelo levemente alrededor de sus oídos.
No  aplique  el  repelente  en  las  manos  de  los  niños. (Los  niños  tienden  a  poner  sus manos en sus bocas)
No permita que los niños pequeños se apliquen el repelente de insectos a sí mismos; tenga  un  adulto  que  lo haga por ellos. Guarde los repelentes fuera del alcance de los niños.
No aplique el repelente en la piel debajo de la ropa. Si el repelente se aplica a la ropa, lave la ropa tratada antes de usarla otra vez.
Usar los repelentes  en  la  piel  no  es la única manera de evitar los piquetes de mosquitos. Los niños y adultos pueden usar pantalones largos y  mangas  largas  mientras  están al aire libre. El DEET u otros repelentes tales como permetrina se pueden aplicar también a la ropa (no utilice  el  permetrina en la piel), pues los mosquitos pueden picar a través de la tela fina.
¿Es el DEET seguro para mujeres embarazadas o mujeres que están lactando?
No  hay  reportes  negativos  respecto  al  uso  de productos con DEET en mujeres embarazadas o mujeres que están lactando.
¿Qué debo hacer en caso de tener una reacción al repelente?
Lave con agua y jabón la piel sobre la que se aplicó el repelente y quítese la ropa tratada con repelente. Luego llame al médico.
También puede consultar a con el Centro Nacional de Intoxicaciones Hospital Nacional Dr. Alejandro Posadas (Tel: 0800-333-0160) o los centro de toxicología de su ciudad.
Si va a consultar al médico, lleve el envase del repelente. 

 
Repelentes naturales 
Nos parece importante remarcar la posibilidad del uso de repelentes  naturales, siendo la mejor opción por eficacia, economía e inocuidad. 


¿Puedo usar un repelente que no contenga DEET?
Si  usted  no  quiere  usar  un  repelente  que  contenga  DEET, o si su médico le advierte evitar el DEET, existen otros productos que le pueden dar a usted protección limitada. Esos  repelentes generalmente usan aceites extraídos de las plantas para repeler insectos. En comparación con el DEET, los productos repelentes con bases de aceites de plantas generalmente son efectivos por un corto período de tiempo (usualmente menos de dos horas). 


¿Qué repelentes naturales podemos utilizar?
Hojas de menta: machacarlas con agua para que liberen mayor olor.
Plantas de albahaca fresca.
Agua  de  ajo: Colocar dientes de ajo cortados en agua dejar macerar y colocar en spray para pulverizar la casa sobretodo en vértices de ventanas y puertas. El azufre del ajo repele los mosquitos.
Repelentes  de  lavanda: ej. 100 ml  de  aceite  de  lavanda (que  se  obtiene  en  herboristerías) con  crema humectante.
Vinagre, colocar un vaso de vinagre junto a ventanas.
Aceites esenciales de limón diluido en agua pudiendo ser aplicada sobre la piel.
Aceite de citronella para aplicar sobre piel, existen productos dermatológicos con distintas concentraciones de la misma. Toallitas, spray, también en forma de velas, antorchas para uso exterior, sahumerios, etc.
Aceite de almendras.
Aceite esencial de eucalipto ala s que se puede sumar aceite de tomillo, poleo, limón etc.
Citronella
Es  una  planta  gramínea  de  origen  asiático  cuyas  hojas rectas, anchas y huecas conocida en todo el mundo como lemongrass por su aroma característico.
Se  obtiene  de  ellas un aceite esencial  cuyos compuestos son geraniol, canfenos, terpenos, citronellol, alfa pinenos mundialmente conocida por su efecto repelente de mosquitos.
Mecanismo de acción:
Produce sobre los insectos un efecto desagradable sobre las terminaciones sensitivas y un bloqueo de la percepción química, ahuyentándolos con concentraciones que no afectan negativamente el ambiente.
El  “aceite  de  citronella” proviene  de  los  pastos  secos cultivados y su olor característico enmascara el dióxido de carbono y el ácido láctico que emanan los seres humanos que atraen a los mosquitos.
Ventajas: efectividad, baja toxicidad, alta tolerancia y su agradable olor.
Utilizada como ingrediente en esencias, aromatizantes ambientales, inciensos, velas o aceites.
Es adecuada como repelente de uso personal en niños pequeños y mujeres embarazadas.
Las formas de venta en nuestro país son:
Rep: crema aceite de citronella al 2%
Spray aceite de citronella al 3%
Aulo Gelio: repelente crema aceite de citronella al 3%
Loción aceite de citronella al 3%
¿Existen otras maneras de ayudar a prevenir picadas de insectos?
Evite los sitios y horas en que los mosquitos pican. Generalmente los períodos que escogen para picar ocurren antes  y  después  de  la puesta del sol y otra vez antes de que amanezca. Sin embargo algunos mosquitos pican durante las horas del día en o cerca de áreas donde hay sombra o arboladas.
Asegúrese de que las puertas y ventanas con tela metálica estén bien selladas y reparadas.
Recuperar el uso de mosquiteros en ventanas.
Use  mosquiteros  cuando  duerma  afuera  o  en  una  estructura  que  no  tenga  tela  metálica y para proteger pequeños bebés en todo momento.
No reproduzca sus propios mosquitos. Deshágase de los recipientes (sin importar lo  pequeños  que  sean) que contengan agua estancada.
Use ropa apropiada. Camisas de manga larga y pantalones hechos de materiales de textura prensadas (comprimidas) mantienen los mosquitos fuera de su piel. Asegúrese, también, que su ropa es de color claro.
El rociado  su  patio  con  un insecticida (bomba  de  insecticida) es  efectivo  solo por  un  corto tiempo. Los mosquitos retornarán cuando el efecto del rociador se vaya.
Los  electrocutores  de  luz  o  aparatos  de  sonido contra  insectos  hacen  muy poco para reducir en el área las picadas de mosquitos.
Otros datos útiles:
Consumir importantes cantidades de vitamina C diariamente.
Consumir elementos ricos en vitamina B.

Mi Pediatra

Dr Rodrigo Matamoros
Bibliografía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>