Dermatitis seborreica y la costra láctea en bebés

dermatisis seborreica

INTRODUCCIÓN

A mí, que tengo la fortuna de trabajar con muchos niños pequeños, de esos que llamamos recién nacidos, me llegan con gran frecuencia niños cuyas madres están muy asustadas  porque a su hijo le han aparecido lesiones en la piel que parecen escamas y caspa en las zonas donde hay pelo, como cabeza y cejas. En realidad el diagnóstico no es difícil de hacer: a este problema se le denomina Dermatitis Seborreica corporal y Costra Láctea en el cuero cabelludo.


La Dermatitis Seborreica es  una enfermedad relativamente frecuente en los recién nacidos y los niños de hasta tres años de edad, pero no es exclusiva de los niños y se puede ver también en la edad adulta. Este problema cursa con gruesas capas de escamas de color blanquecino o amarillento que aparecen casi siempre sólo en el cuero cabelludo, pero en otras ocasiones el problema es generalizado y se presenta una gran cantidad  de depósitos de grasa, no sólo en la cabeza, sino también en las cejas, en las pestañas, en las orejas, en  el pliegue de la nariz, así como en  la parte posterior del cuello; en las axilas, en la zona del pañal (no debe confundirse con la dermatitis del pañal, que es otra cosa), algunas veces se acompaña de zonas de piel muy seca. Esta costra láctea, aunque es un problema relativamente benigno, en ocasiones se acompaña de mucha comezón y por ende el niño se rasca despiadadamente lesionándose más la piel, abriéndola y de estas lesiones brota un líquido espeso y amarillento.

CAUSAS

Se ha considerado a lo largo de los años como un problema ocasionado por múltiples causas, desde factores genéticos hasta cosas coloquiales de difícil aprobación. En la actualidad se considera que la causa fundamental son las hormonas de la mamá, que durante los últimos meses de embarazo pasan normalmente al bebé por el cordón umbilical, se depositan en su cuerpo y estimulan las glándulas sebáceas de la piel y los folículos pilosos (de donde nacen los pelos), lo que produce inflamación y producción exagerada de sebo (grasa), dando esa imagen fea de escamas en todas partes del cuerpo. Otra posible causa se atribuye a la presencia de un tipo de hongo, que puede crecer en el sebo junto con las bacterias.

Decíamos que también se invocan factores genéticos, pues la dermatitis seborreica suele darse por familias.

Hay otros factores, como las temperaturas extremas, la piel grasa, el poco aseo del cabello y la piel, las lociones que contienen alcohol y  la obesidad, que pueden incrementar el riesgo de desarrollar costra láctea.

¿CÓMO SABER SI MI BEBÉ TIENE DERMATITIS SEBORREICA?

Esta es una pregunta que se hacen las mamás con frecuencia y debo decirles que el diagnóstico hecho por un médico es muy importante, ya que en ocasiones esta afección es confundida con otras enfermedades que pueden tener un cuadro clínico similar, como la dermatitis por hongos, la dermatitis atópica, la psoriasis, los histiocitos de células de Langerhans y algunas inmunodeficiencias primarias.

Así, el diagnóstico diferencial es muy importante, pues las causas y los tratamientos son muy diferentes en las enfermedades mencionadas. Por ello, se recomienda que los familiares o amigos no recomienden ningún tipo de tratamiento ya que, si bien lo hacen de muy buena intención, también es cierto que no son médicos y que pueden confundir una enfermedad maligna con esta que es benigna y por ende dar recomendaciones inapropiadas que puedan dañar la delicada piel del bebé. Así que, no a la automedicación.

ASPECTOS A CONSIDERAR SOBRE LA COSTRA LÁCTEA:

La dermatitis seborreica y la costra láctea son:

·Una misma enfermedad, en lugares distintos del cuerpo

·Una afección inofensiva y temporal

  • No es contagiosa
  • No es causada por falta de higiene
  • No es una alergia
  • Puede o no ocasionar comezón
  • Puede ocurrir con o sin enrojecimiento de la piel.
  • Puede complicarse con un mal manejo
  • Puede que se complique con hongos o bacterias
  • Puede acompañarse de otra enfermedad de la piel
  • Requiere del diagnóstico preciso por el médico
  • Recidivante (se quita, pero puede regresar)
  • El cabello se suele caer, pero se regenera.

¿CÓMO SE CURA LA DERMATITIS SEBORREICA?

En términos generales, esta afectación es temporal y casi nunca se requiere el uso de fármacos, pues si no está complicada cura sola en unos dos o tres meses. No obstante, Daniela Kramer Hepp, Dermatóloga pediátrica de la Clínica Alemana, sostiene que si el problema es muy severo o persiste más allá de 10 semanas, esta debe ser tratada y revalorado su diagnóstico, pues puede prevalecer como dermatitis atópica, requiriéndose, en este caso, un tratamiento diferente otorgado por un experto en la materia.

Según explica la doctora, en casos no inflamatorios el aseo frecuente con algún champú suave es suficiente. Una alternativa para ello es el uso de un producto pensado para limpiar tanto el cabello como todo el cuerpo del bebé, hipo alergénico, con pH neutro, que no irrite ni ardan los ojos y sin colorantes. Con el uso de algún aceite para bebé o de vaselina líquida pueden eliminarse las costras de la cabeza más fácilmente.

Cuando el médico lo determine, se puede usar algún champú medicinal, prefiero no usar aquí nombres comerciales, para evitar su mal uso. Asimismo, para aminorar los efectos de esta afección se deben considerar los siguientes consejos:

  • Bañar a diario con jabón de pH neutro e  hipo alergénico.
  • Masajear con las manos ( no despegar con las uñas) y cepillar suavemente su cuero cabelludo
  • Después del baño, hidratar el cuero cabelludo con crema humectante
  • No poner gorro
  • Mantener fresco al bebé.
  • Ventilar todo su cuerpo
  • Usar ropa 100% algodón.
  • Lavar la ropa del bebé con jabón de barra blanco.
  • Evitar el uso de productos perfumados.

 

A TOMAR EN CUENTA:

Los contenidos de este tema médico sólo tienen carácter de información general. Esta información no debe ser utilizada con fines diagnósticos o de tratamiento. Sólo el profesional de la salud pertinente está facultado para tomar las decisiones adecuadas tras la evaluación de cada caso en concreto.

Dr. Salvador Alvarado González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>